Desidia, semen desconocido y soledad.

Ball Gag

Desidia, semen desconocido y soledad.
Desidia, semen desconocido y soledad.
Por ese entonces tenia 20 años recién cumplidos. Estaba en un continente extraño y me sentía bastante solo. La soledad que solo te puede transmitir el desarraigo de todo lo que uno conoce. Y un nuevo mundo que uno no entiende.
Buscando en paginas de compra y venta descubri un tablón de anuncios de mi ciudad. Una de las mas grandes de España.
Alli descubri que había gente buscando sexo.
Al principio no me animaba. Despues posteaba y buscaba pero no concretaba. Calentando para nada. Pero una de esas veces estaba a punto de arrepentirme e irme de esa esquina en el barrio universitario cuando mi contacto se adelanto.

Sabia que era un hombre maduro. No sabia bien lo que yo quería. Menos se lo podría transmitir a aquel hombre. Si buscaba tocar mi ano virgen huiría.
Me estaba subiendo al auto de un desconocido!

La verdad que no me importaba mucho nada. Quería dejar de sentirme solo y aunque sea semen ajeno en la boca quería sentir algo.
El hombre saludo por la ventana baja del acompañante como si fueramos amigos de toda la vida. Me invito a subir y luego arranco despacio mirándome con detenimiento.
Me pregunto dos veces si yo era mayor de edad. Le dije que si, tardo dos semáforos en dejar de perseguirse y mirar hacia atrás. Como esperando que lo sigan por abuso de menores.
Un tipo de unos 50 y pocos. Muy barrigon. Con un pantalón deportivo fino y una camiseta lisa color negra. Esas básicas de supermercado.
Un bello auto. Amplio y clase A.
Venia preguntando cosas sobre mi hasta que al tercer semáforo se relajo.
Pregunto si quería bajar a tomar algo. Era una formalidad no quería bajar. Le dije que no y me quite la chaqueta. No había terminado de pasarla al asiento de atrás que ya tenia su mano nerviosa en mi entrepierna. Sobandome las bolas desde abajo. Luego el tronco de la chota hasta la cabeza. No estaba del todo parada estaba nervioso.
Salimos al parking del parque industrial. No había nadie.
Me llevo a la puerta de una nave industrial. Un galpón de una empresa de mudanzas.
Entramos por un lateral con una llave de un porton automatico. Detuvo el coche y bajo nerviosamente mi asiento para atrás. No dejo que yo me baje los pantalones quería hacerlo el. Para todo me pedia permiso y jadeaba. Me levanto el jersey y me medio el dedo en el ombligo fue raro pero me dio picor en las pelotas. Me bajo el pantalón despacio y luego la ropa interior.
Desde este punto nunca paro de repetir “oh mira”.
Me la sobo nerviosamente. Una paja suave.
Era la mano de un abuelo en mi polla de 20 años. Sobandola. Se me puso dura al instante aunque me toco no mirarlo jadear y decir “oh mira”. Intento reclinarse sobre mi, pero su barriga y el hecho que no se había quitado el cinturón lo impidieron.
Optamos por bajar. Atravezamos un puerta de dos cerrojos por la parte trasera de la nave. Alli hacia frio. Fuimos a una oficina estilo remolque en el fondo.
Acomodo en el suelo unas mantas grises que se usan para envolver muebles.
Antes de pedirme que me recueste metió su mano nudosa y peluda por debajo de mi pantalón y me recorrió el culo hasta bien abajo en la base de los huevos. No se acerco a mi ojete.`
Se agacho frente a mi y hundió su cara arrugada en mi pantalón elastizado. Podia sentirlo jadear dentro de mi pantalón mientras fregaba su lengua rasposa por toda mi entrepierna.
Me pidió que me recueste.
Y se puso a un lado bajo suavemente mi pantalón elastizado y comenzó a masturbarme mirándome a los ojos intercaladamente. “Oh mira que polla tienes niño”
Con su mano diestra la escurrió bajo su ropa y comenzó a masturbarse mientras me tocaba.
Me quito el pantalón por completo. Me toco separar las piernas para quitármelo y eso lo puso como loco.
Me mantuvo las piernas separadas y hundió su cara en la base de mis pelotas. Me lamio los huevos y el ano. Me gusto. Separe todo lo que pude para que su lengua se colara en mi ojete. El viejo sucio me estaba comiendo el culo. Luego subió y se concentro en mi polla.
La chupo disfrutándola. Suave pero con hambre de viejo reprimido. Despues profundo intentando comérmela toda.
Escurri mi mano a un lado para sobarle lo suyo sobre el pantalón. Pero no me lo permitió.
Le avise cuando acabe. Se retiro rápido y me masturbo fuerte como una niña estúpida. Acabe mucho y le quite la mano. Me estaba haciendo doler. El primer chorro impacto contra su pera.
Acabe litros.
Me pidió que me volteara y le dije que no quería penetración.
No le importo. Me dijo que me la sobaría al menos.
Me comio el culo largo rato. Embutiendo su rostro arrugado entre mis nalgas de 20 años. Se bajo el pantalón y me monto como un perro viejo exitado. Me sobo el culo y la base de las bolas.
Me pregunto si podía metérmela y le dije que no.
Pero que tenia una idea.
Me levante y lo hice levantar.
Me arrodille frente a el y su verga regordeta y peluda ya estaba lubricada y enrrojecida.
Se la chupe un poco, no me gusto el sabor.
Me recosté sobre su escritorio. Y le pedi que me fregara el culo todo lo que quiera, pero que me avisara antes de acabar. Al principio la puso entre mis piernas apretadas y comenzó a sudar y jadear como un oso.
Me follaba la raja del culo intermitentemente a la abertura de mis piernas bajos mis colgantes huevos.
Intento metérmela unas cuatro veces buscando el error.
Parecía que le iba a dar un ataque cardiaco. Respiraba con dificultad.
Al fin se puso tenso y me dijo que se correría. Me separe rápido cuando ya estaba salpicando el pre semen.
Me apure a meterla en mi boca y presione para que acabara dentro sin pensar. Profundo. No tenia una polla grande asi que no fue problema.
Las piernas encorvadas le temblaban. Solto su semen caliente en mi boca. Yo lo tenia aferrado de los muslos fuerte y empujaba a medida que bombeaba la leche en mi. Parecia que se caería en cualquier momento.
No fue mucha cantidad. No trague ni me atragante.
Me dio algo para limpiarme. Me lave.
Dijo que volveríamos a contactarnos camino a casa. Y asi fue. Antes de bajar del coche me dio 100 euros.
Ya les contare mas la próxima.

Bir cevap yazın

E-posta hesabınız yayımlanmayacak. Gerekli alanlar * ile işaretlenmişlerdir